Thomas Hobbes

Thomas HobbesFilósofo empirista, rígido determinista y admirador del método matemático y sus aplicaciones, basaba su concepción de la naturaleza humana en gran medida en ésta ciencia; Nominalista declarado, afirma que No hay nada universal, excepto el lenguaje. Estudió en Oxford donde aprendió la lógica escolástica y la filosofía de Aristóteles, aunque aseguraba que poco provecho sacó de ella; en su obra destaca constantemente su censura a las universidades en general, ya que aseguraba que poco provecho proveían al conocimiento. (Hecho que me hace alusión a la definición griega del Ocio, la creatividad y el conocimiento, ligado a los textos de José Luis Sampedro, donde refiere a las escuelas actuales, produciendo jóvenes educados para no pensar.) Tuvo influencias de la obra de Galileo y Kepler, Euclides, Tucídides especialmente en su énfasis de los males de la democracia, René Descartes, entre otros filósofos clásicos y sus contemporáneos. Afirmaba que la razón no es innata, contrario a Platón, sino que se desarrolla con diligencia.

Los enemigos aparecen rápidamente cuando publica su obra, Leviatán, en 1651, donde su racionalismo y fuertes ataques contra la iglesia católica, que se colocaba sobe la autoridad de los monarcas, le pusieron en problemas con el gobierno francés y los refugiados en el país.

La obra muestra un completo materialismo, donde la comunidad, a la que él llama Leviatán, es un hombre artificial y la soberanía es entonces un alma artificial. Algo curioso en sus afirmaciones, es la cercanía que tenía su visión de las sensaciones que vienen de los objetos, ya que en su concepción, éstos eran ajenos al objeto como tal. (Similitud de impresionante cercanía con los descubrimientos actuales sobre la concepción de las cosas en el cerebro humano, donde la realidad no es lo que vemos, sino el estímulo de los objetos y la estructura creada por el cerebro.) El movimiento hacia algo es deseo, y si es de alejamiento de algo, es aversión; donde amor es lo mismo que deseo y odio lo mismo que aversión; no da ninguna objetividad de lo que es bueno o malo y asegura que si los hombres difieren en sus deseos no se pueden arreglar las diferencias con ningún método teórico; Para Hobbes, el temor al poder invisible, “…si es admitido públicamente, es religión, si no es permitido es superstición.” Niega que la felicidad estática exista, más bien asegura la felicidad basada en los logros del progreso constante; Sostiene que los hombres son, por naturaleza, iguales, y en estado de naturaleza todo hombre desea conservar su libertad y dominar a los otros, ambos deseos basados en el instinto de auto-conservación, que es de donde surgen las guerras interminables de todos contra todos. (…donde demuestra su comprensión de la primera regla de Euclides, en un análisis de la historia de la humanidad, los patrones repetitivos de guerra y la constante hacia el futuro.)

Hobbes defendía y proclamaba la monarquía absoluta como la mejor forma de gobierno; Colocando como ejemplo a las hormigas y a las abejas, ya que estas no compiten unas con otras, no tienen deseos de gloria personal y no critican la forma de gobierno, su acuerdo común es natural. Hobbes aclara por qué los hombres se someten y deben someterse a las limitaciones de la libertad personal que implica el acatamiento de la autoridad; es mediante la elección por decisión mayoritaria de un soberano que ejercerá autoridad sobre ellos y terminará con la Anarquía universal que resulta de nuestro amor a la propia libertad y el deseo de dominio sobre los demás.  Aunque los poderes que Hobbes atribuye al soberano son ilimitados, se da por hecho que éste tiene como objetivo principal el preservar la paz y velar por el bienestar de sus súbditos, ya que sus intereses son idénticos a los de ellos. Con todo, se enfatiza lo absoluto del derecho de auto-conservación, en la auto-defensa, incluso contra los monarcas, puesto que no tiene el pueblo ningún deber hacia un soberano que es incapaz de protegerlos.

El filósofo sentía un miedo aberrante por la anarquía, sin embargo aceptaba su utilidad temporal, en tanto y en cuanto el estado fuera notablemente ineficiente. Puesto en el contexto de otros filósofos, y a pesar de sus errores, son las ideas de Hobbes un ejemplo notable de claridad y lógica, donde se libra de la superstición, uso de conceptos dudosos y donde los errores, son sin más, por exceso de simpleza y no por pensamientos irreales o fantásticos.

Es necesario remarcar la invitación a la unión internacional para evitar la guerra, puesto que, de lo contrario, esa constante búsqueda de perfeccionamiento combativo es el camino a la destrucción global.


Artículos relacionados:

Destacadas

libros cortos

Libros Cortos

Los libros aun cuando sean imaginativos, están llenos de sabiduría que nos sirve en la comprensión del día a día, transformando así, nuestro actuar de forma positiva, es por ello que he creado una lista ...
pop art

Pop Art

“Un Arte para la cultura del consumo”. El siglo XX en los Estados Unidos, Inglaterra y los países desarrollados se caracterizaron a nivel comercial por una cultura consumista, las grandes corporaciones ...
vacaciones en Cancun

Vacaciones en cancun

México es famoso como uno de los países turísticos más importantes del mundo, entre el turismo de México más significativo encontramos a sus hermosas playas; ya sean ubicadas en el Océano Pacífico ...
El Arte Dadaísmo

El Arte Dadaísmo

El dadaísmo es una corriente artística cuyos autores declararon que todo fluía de manera constante y creativa. Estaban más interesados en la salud mental que en el movimiento artístico: en un intento ...