Contexto Problemático Mexicano.

bandmexicoHoy en día, cada individuo tiene grabado en la piel las deficiencias de nuestro país. Pocos aprecian las bellezas y gracias que poseen nuestra tierra y mares.

Todos nos preguntamos alguna vez, cual es el motivo de la opresión general que sentimos; ese “algo” que nos persigue día y noche a cada momento; aquel: “Por eso estamos como estamos” que es clásico en el vaivén del mexicano.

Algunos afirman fervientemente que la política tiene toda la culpa; aseguran que la corrupción ha llegado a un nivel crítico en el que no puede retrocederse. Echarle la culpa a los gobernantes es mucho más fácil que aceptar las responsabilidades propias. Nos zafamos fácilmente culpando a los demás de lo que podríamos solucionar con acciones.

Aunque es difícil de admitir, es una realidad: No cambiaría la situación si tuviéramos al gobierno más honesto y trabajador de la historia (fantaseando un poco). Si la gente no cambiara de mentalidad, los gobernantes no tendrían voz ni acciones validas entre el pueblo, los decretos para tratar de cambiar al pueblo desde afuera, serían inútiles.

El rey sabio en un pueblo de locos, parece loco.

Nuestros gobernantes actúan y cambian de pensamiento en proporción al pensamiento del pueblo, pues ¿Cuándo se ha visto que la araña pueda defenderse ante un hormiguero completo? No se le pueden pedir limones al árbol de manzanas, es obvio. Por tanto no se le puede pedir gobernantes honestos, al pueblo corrupto. Es una verdad inefable que el pensamiento pesimista domina a nuestra gente. El conformismo ha sometido al país durante siglos y cuando un visionario atrevido, honesto y con buenas ideas quiere levantarse, los demás lo jalan y lo devuelven al fondo donde están los demás.

Por lo que podemos deducir, que la corrupción del gobierno no es el veneno ponzoñoso que destruye el corazón de nuestra sociedad. Al menos no en su totalidad.

La pobreza es un factor notable en la ideología pesimista social, es determinante, en la mayoría de los casos, de un fracaso en cadena de la ciudadanía. La hambruna y enfermedades que surgen de la vida en condiciones de pobreza, son algunos de los simpatizantes pesimistas de todo los tiempos. Pero si les repartieran dinero a todos y cada uno de los pobres, no solucionarían sus problemas. De nada sirve regalarle el pescado al mendigo, mejor enséñale a pescar.

Acabar con la dependencia es esencial en el camino del progreso, por tanto, atacar a la pobreza con dinero, no sería la solución. Lo que da pie a la tercera y más acertada causa.

La educación, es sin duda uno de los factores más importantes del atraso en nuestro país.

La raíz madre de toda sociedad es la juventud, pues simboliza el futuro. Como afirma José Vasconcelos en su obra “La raza cósmica”: La educación es el medio seguro para la realización de la libertad. Es la educación pues, el camino correcto para el desarrollo.

Que otra cosa sino la oscuridad innata a la vida: La ignorancia; oscuridad fundamental del ser humano que nos mantiene cegados y lejos del camino correcto.

¿Qué sería de una sociedad iluminada con el conocimiento y la cultura? El resultado sería, indudablemente, el levantamiento de la inteligencia conjunta y por tanto, de nuestra gente. Varios presidentes han intentado culminar con un país con futuro educativo seguro, con oportunidades para todos de una vida plena. Pero el trabajo no es para un solo hombre.

Es por eso que el paso agigantado de la evolución llega hoy día por caminos individuales; Proyectado en los jóvenes idealistas de las nuevas generaciones, donde poco a poco la cultura vanguardista del avance se deja ver en el brillo de la juventud mexicana. No hay esperanzas perdidas hasta que el último guerrero haya caído, y somos muchos los que nos levantamos hoy en día.

Solo la conciencia conjunta del pueblo puede cambiar a sus gobernantes y su forma de vida, solo el esfuerzo codo con codo logra verdaderos lazos de resistencia ante las dificultades. Si la gente entendiera que ayudar al prójimo es ayudarse a sí mismo, no habría dificultades insuperables ni pensamiento pesimista que tuviera lugar. Es necesario afrontar la responsabilidad del cambio. No basta deslindarse pensando que el destino es inamovible, que las cosas no pueden cambiar. Es esencial que cada quien tome su camino y marque su objetivo, salir del egocentrismo general para empezar a ver las necesidades ajenas, y cuando uno cambie: También su medio ambiente cambiará. De adentro hacia afuera.

Artículos relacionados:


Destacadas

libros cortos

Libros Cortos

Los libros aun cuando sean imaginativos, están llenos de sabiduría que nos sirve en la comprensión del día a día, transformando así, nuestro actuar de forma positiva, es por ello que he creado una lista ...
pop art

Pop Art

“Un Arte para la cultura del consumo”. El siglo XX en los Estados Unidos, Inglaterra y los países desarrollados se caracterizaron a nivel comercial por una cultura consumista, las grandes corporaciones ...
vacaciones en Cancun

Vacaciones en cancun

México es famoso como uno de los países turísticos más importantes del mundo, entre el turismo de México más significativo encontramos a sus hermosas playas; ya sean ubicadas en el Océano Pacífico ...
El Arte Dadaísmo

El Arte Dadaísmo

El dadaísmo es una corriente artística cuyos autores declararon que todo fluía de manera constante y creativa. Estaban más interesados en la salud mental que en el movimiento artístico: en un intento ...