Errónea comparación, Meyer Vs. Anne Rice

CrepusculoEn Noviembre del 2008 la saga crepúsculo comenzó con paso resuelto su camino hacia el éxito cinematográfico y la exuberante recolección taquillera que lo llevaría ser uno de los temas de controversia más citados en los últimos años.

Tomando como tema principal al amor y el romance y como contexto una nueva forma del vampirismo, logró sin duda la atracción inmediata de miles de espectadores a sus filas, en su mayoría jovencitas adolecentes, que sin poder evitarlo comenzaron la sinuosa carrera hacia el ablandamiento y la distorsión de lo que el género literario vampírico significa.

Tiempo atrás, el género vampírico era considerado un subgénero del terror. Con Bram Stoker se llego a lo que fue la primera cumbre del vampirismo, describiendo al vampiro como un ser infernal, capaz de transformar su aspecto en el mas horroroso monstruo o en el más fino caballero; alimentándose de la sangre de sus jóvenes victimas, para, de esa forma, recuperar su juventud por un breve y preciado lapso de poder. Drácula, era la imagen perfecta del demonio de la noche, cuyos poderes inimaginables se alzaban sobre las bestias salvajes y las tempestades más temidas; sobre el rayo y el trueno, el viento y las sombras, pudiendo controlar la voluntad de sus víctimas para que les fuera imposible resistirse… Ah… ¡¿Donde quedo aquella imagen del vampiro?!

Anne Rice, cuya presentación no es necesaria pero me tomare la libertad de escribir, fue y es la escritora del género vampírico mas afamada y respetada hasta hoy día. Escribió su primer libro, “Interview with the vampire” en 1973, publicado en 1976, comenzando así la versión más tradicional y revolucionaria al mismo tiempo, de la imagen del vampiro; Describiéndolo como un asesino sin piedad y lleno de secretos con el vampiro Lestat cuya imagen es detestable a los ojos de Louis el neonato enamorado de la vida. Describe con saña los temores y desdenes de la vida, los conflictos del bien y el mal y las representaciones del amor en las mascaras mas retorcidas que se puedan imaginar. Con esto y más deja entrever su maestría de la pluma y la manera hipnótica de mantener a los lectores devorando sus páginas sin poder detenerse. Concluyendo la saga haciendo un total de 10 libros para las Crónicas vampíricas.

Stephanie Meyer, Describe al vampiro sanguinario que todos conocemos en alguna parte de sus escritos, pero se enfoca en lo que podría llamarse “el vampiro vegetariano”, Ya que el personaje principal de su obra, Edward Cullen, se alimenta solamente de sangre animal. Además, la piel de estos nuevos vampiros no solamente da el aspecto del mármol pulido, si no que es aun más duro que éste y refleja la luz como un diamante… Has leído bien. Refleja la luz. No se quema ante ella, no perece ante el sol pleno del día. Solo la refleja. No duermen en sarcófagos y todos tienen poderes especiales distintos unos de otros; Son demasiado brutales como para no matar a una persona desangrándola y su fuerza exagerada podría destrozar a un humano al abrazarlo suavemente. Una bala no los atravesaría y mucho menos un puñal al corazón, el cual definitivamente ya no late. Son fríos en todo momento y no hay posibilidad de que duerman nunca más.

Cualquiera que haya leído a Anne Rice y a Stephanie Meyer es consciente de la gran diferencia que hay entre ambas, aun cuando muchos se refieran a Meyer como la mejor, es obvio que nunca en su vida han leído un libro de Anne Rice.

Muy recientemente, Hubo una nueva edición en los primero cuatro libros de Anne Rice, adaptándolos a la nueva temática vampírica, tomando el ejemplo de Crepúsculo con un fondo negro y algún detalle en rojo. Cosa realmente desagradable y denigrante, no para los escritos de Rice, no. Si no para los lectores. Ya que han sido confundidos mil veces por la sociedad, con simples neo fanáticos de la lectura arrastrados por La saga Crepúsculo.

Esperemos que en el futuro el vampirismo sea dejado nuevamente atrás y leído solo como lo que siempre fue: Un esplendido género literario, pero no una forma de vida.


Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *